Lo
esencial

¿Crees que sabes todo lo que hay que saber sobre el café? ¿Te has preguntado alguna vez qué hay detrás de una taza de café? En esta sección te mostramos todos los procesos, además del tueste, por los que pasa el café hasta llegar a la taza final. Esto te ayudará a descubrir todos los factores que afectan al perfil en taza de un café y a profundizar en su apasionante mundo.

Varietal Geisha

El mundialmente conocido como el Campeón o el Champán de los varietales, fue descubierto en 1931 en Geisha, una aislada cadena montañosa al Suroeste de Etiopía.

Originalmente se le conoció como variedad Abisinia, el nombre antiguo de la actual Etiopía, y fue trasplantada primero a Kenia y más tarde a Tanzania alrededor de 1935. Desde allí, a través de Costa Rica, el Geisha llegó a Panamá, concretamente al norte, en la zona de Boquete donde, de la mano de don Pachi (Francisco Serracín),  se disparó su fama y prestigio mundial basados en el desarrollo de unos matices que no había alcanzado en anteriores zonas de plantación.

Los árboles de este varietal alcanzan gran altura, tienen bonitas hojas largas y demandan mucha alimentación y cuidados. Otra peculiaridad de esta planta es que sus ramas se desarrollan en un ángulo de 45º, cuando lo normal es que lo hagan en un ángulo de 90º. Las cerezas y los granos son especialmente largos, y se ha demostrado que la mejor calidad se da en fincas localizadas a gran altitud.

Para los expertos catadores, el varietal de café Geisha destaca por su gran dulzura, sabor limpio y brillante y notas que van desde frutas rojas y cítricas a mango, mandarina, bergamota, papaya y melocotón. También es frecuente encontrar notas a cacao y canela, y aromas florales a jazmín.


Varietal Geisha

El mundialmente conocido como el Campeón o el Champán de los varietales, fue descubierto en 1931 en Geisha, una aislada cadena montañosa al Suroeste de Etiopía.

Originalmente se le conoció como variedad Abisinia, el nombre antiguo de la actual Etiopía, y fue trasplantada primero a Kenia y más tarde a Tanzania alrededor de 1935. Desde allí, a través de Costa Rica, el Geisha llegó a Panamá, concretamente al norte, en la zona de Boquete donde, de la mano de don Pachi (Francisco Serracín),  se disparó su fama y prestigio mundial basados en el desarrollo de unos matices que no había alcanzado en anteriores zonas de plantación.

Los árboles de este varietal alcanzan gran altura, tienen bonitas hojas largas y demandan mucha alimentación y cuidados. Otra peculiaridad de esta planta es que sus ramas se desarrollan en un ángulo de 45º, cuando lo normal es que lo hagan en un ángulo de 90º. Las cerezas y los granos son especialmente largos, y se ha demostrado que la mejor calidad se da en fincas localizadas a gran altitud.

Para los expertos catadores, el varietal de café Geisha destaca por su gran dulzura, sabor limpio y brillante y notas que van desde frutas rojas y cítricas a mango, mandarina, bergamota, papaya y melocotón. También es frecuente encontrar notas a cacao y canela, y aromas florales a jazmín.


Varietal Geisha

El mundialmente conocido como el Campeón o el Champán de los varietales, fue descubierto en 1931 en Geisha, una aislada cadena montañosa al Suroeste de Etiopía.

Originalmente se le conoció como variedad Abisinia, el nombre antiguo de la actual Etiopía, y fue trasplantada primero a Kenia y más tarde a Tanzania alrededor de 1935. Desde allí, a través de Costa Rica, el Geisha llegó a Panamá, concretamente al norte, en la zona de Boquete donde, de la mano de don Pachi (Francisco Serracín),  se disparó su fama y prestigio mundial basados en el desarrollo de unos matices que no había alcanzado en anteriores zonas de plantación.

Los árboles de este varietal alcanzan gran altura, tienen bonitas hojas largas y demandan mucha alimentación y cuidados. Otra peculiaridad de esta planta es que sus ramas se desarrollan en un ángulo de 45º, cuando lo normal es que lo hagan en un ángulo de 90º. Las cerezas y los granos son especialmente largos, y se ha demostrado que la mejor calidad se da en fincas localizadas a gran altitud.

Para los expertos catadores, el varietal de café Geisha destaca por su gran dulzura, sabor limpio y brillante y notas que van desde frutas rojas y cítricas a mango, mandarina, bergamota, papaya y melocotón. También es frecuente encontrar notas a cacao y canela, y aromas florales a jazmín.


Varietal Geisha

El mundialmente conocido como el Campeón o el Champán de los varietales, fue descubierto en 1931 en Geisha, una aislada cadena montañosa al Suroeste de Etiopía.

Originalmente se le conoció como variedad Abisinia, el nombre antiguo de la actual Etiopía, y fue trasplantada primero a Kenia y más tarde a Tanzania alrededor de 1935. Desde allí, a través de Costa Rica, el Geisha llegó a Panamá, concretamente al norte, en la zona de Boquete donde, de la mano de don Pachi (Francisco Serracín),  se disparó su fama y prestigio mundial basados en el desarrollo de unos matices que no había alcanzado en anteriores zonas de plantación.

Los árboles de este varietal alcanzan gran altura, tienen bonitas hojas largas y demandan mucha alimentación y cuidados. Otra peculiaridad de esta planta es que sus ramas se desarrollan en un ángulo de 45º, cuando lo normal es que lo hagan en un ángulo de 90º. Las cerezas y los granos son especialmente largos, y se ha demostrado que la mejor calidad se da en fincas localizadas a gran altitud.

Para los expertos catadores, el varietal de café Geisha destaca por su gran dulzura, sabor limpio y brillante y notas que van desde frutas rojas y cítricas a mango, mandarina, bergamota, papaya y melocotón. También es frecuente encontrar notas a cacao y canela, y aromas florales a jazmín.


Varietal Geisha

El mundialmente conocido como el Campeón o el Champán de los varietales, fue descubierto en 1931 en Geisha, una aislada cadena montañosa al Suroeste de Etiopía.

Originalmente se le conoció como variedad Abisinia, el nombre antiguo de la actual Etiopía, y fue trasplantada primero a Kenia y más tarde a Tanzania alrededor de 1935. Desde allí, a través de Costa Rica, el Geisha llegó a Panamá, concretamente al norte, en la zona de Boquete donde, de la mano de don Pachi (Francisco Serracín),  se disparó su fama y prestigio mundial basados en el desarrollo de unos matices que no había alcanzado en anteriores zonas de plantación.

Los árboles de este varietal alcanzan gran altura, tienen bonitas hojas largas y demandan mucha alimentación y cuidados. Otra peculiaridad de esta planta es que sus ramas se desarrollan en un ángulo de 45º, cuando lo normal es que lo hagan en un ángulo de 90º. Las cerezas y los granos son especialmente largos, y se ha demostrado que la mejor calidad se da en fincas localizadas a gran altitud.

Para los expertos catadores, el varietal de café Geisha destaca por su gran dulzura, sabor limpio y brillante y notas que van desde frutas rojas y cítricas a mango, mandarina, bergamota, papaya y melocotón. También es frecuente encontrar notas a cacao y canela, y aromas florales a jazmín.


Varietal Geisha

El mundialmente conocido como el Campeón o el Champán de los varietales, fue descubierto en 1931 en Geisha, una aislada cadena montañosa al Suroeste de Etiopía.

Originalmente se le conoció como variedad Abisinia, el nombre antiguo de la actual Etiopía, y fue trasplantada primero a Kenia y más tarde a Tanzania alrededor de 1935. Desde allí, a través de Costa Rica, el Geisha llegó a Panamá, concretamente al norte, en la zona de Boquete donde, de la mano de don Pachi (Francisco Serracín),  se disparó su fama y prestigio mundial basados en el desarrollo de unos matices que no había alcanzado en anteriores zonas de plantación.

Los árboles de este varietal alcanzan gran altura, tienen bonitas hojas largas y demandan mucha alimentación y cuidados. Otra peculiaridad de esta planta es que sus ramas se desarrollan en un ángulo de 45º, cuando lo normal es que lo hagan en un ángulo de 90º. Las cerezas y los granos son especialmente largos, y se ha demostrado que la mejor calidad se da en fincas localizadas a gran altitud.

Para los expertos catadores, el varietal de café Geisha destaca por su gran dulzura, sabor limpio y brillante y notas que van desde frutas rojas y cítricas a mango, mandarina, bergamota, papaya y melocotón. También es frecuente encontrar notas a cacao y canela, y aromas florales a jazmín.


Cesta de la compra

No hay productos en el carrito.

Información importante sobre cookies
Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies. Configurar