Lo
esencial

¿Crees que sabes todo lo que hay que saber sobre el café? ¿Te has preguntado alguna vez qué hay detrás de una taza de café? En esta sección te mostramos todos los procesos, además del tueste, por los que pasa el café hasta llegar a la taza final. Esto te ayudará a descubrir todos los factores que afectan al perfil en taza de un café y con ello a profundizar en su apasionante mundo.

Cómo preparar café en cafetera de émbolo

Utilizar una cafetera de émbolo o prensa francesa es la forma más sencilla para preparar un café en casa. El resultado es un café muy sabroso, denso con buen cuerpo. Para esta cafetera necesitarás moler el café a un punto grueso. Te recomendamos partir de un ratio 1:13 café a agua, lo que significa si usas 455 gramos de agua, necesitarás 35 gramos de café.  Antes de echar el café asegúrate de que la cafetera esté limpia y seca.

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Precalienta la cafetera y las tazas que vayas a usar con agua caliente y luego descarta el agua.
  2. Añade la cantidad de café deseada en la cafetera.
  3. Vierte el agua a una temperatura de unos 92ºC de manera continua e inicia el tiempo en tu cronómetro. Vierte agua hasta la mita de la jarra.
  4. Después de que el café haya reposado durante un minuto, remuévelo con una cuchara para que la extracción sea del todo homogénea, además de deshacer la capa que se formó al echar el agua.
  5. Vierte el resto del agua deseada o hasta completar la capacidad dejando un espacio para la tapa.
  6. Deja  que el café repose durante 3 minutos más, y a los 4 minutos puedes bajar el filtro de manera lenta y controlada hasta la base de la cafetera.
  7. Tu café está listo para tomar. Sírvelo inmediatamente y no dejes nada en la cafetera para evitar sobreextracciones.

Cómo preparar café en cafetera de émbolo

Utilizar una cafetera de émbolo o prensa francesa es la forma más sencilla para preparar un café en casa. El resultado es un café muy sabroso, denso con buen cuerpo. Para esta cafetera necesitarás moler el café a un punto grueso. Te recomendamos partir de un ratio 1:13 café a agua, lo que significa si usas 455 gramos de agua, necesitarás 35 gramos de café.  Antes de echar el café asegúrate de que la cafetera esté limpia y seca.

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Precalienta la cafetera y las tazas que vayas a usar con agua caliente y luego descarta el agua.
  2. Añade la cantidad de café deseada en la cafetera.
  3. Vierte el agua a una temperatura de unos 92ºC de manera continua e inicia el tiempo en tu cronómetro. Vierte agua hasta la mita de la jarra.
  4. Después de que el café haya reposado durante un minuto, remuévelo con una cuchara para que la extracción sea del todo homogénea, además de deshacer la capa que se formó al echar el agua.
  5. Vierte el resto del agua deseada o hasta completar la capacidad dejando un espacio para la tapa.
  6. Deja  que el café repose durante 3 minutos más, y a los 4 minutos puedes bajar el filtro de manera lenta y controlada hasta la base de la cafetera.
  7. Tu café está listo para tomar. Sírvelo inmediatamente y no dejes nada en la cafetera para evitar sobreextracciones.

Cómo preparar café en cafetera de émbolo

Utilizar una cafetera de émbolo o prensa francesa es la forma más sencilla para preparar un café en casa. El resultado es un café muy sabroso, denso con buen cuerpo. Para esta cafetera necesitarás moler el café a un punto grueso. Te recomendamos partir de un ratio 1:13 café a agua, lo que significa si usas 455 gramos de agua, necesitarás 35 gramos de café.  Antes de echar el café asegúrate de que la cafetera esté limpia y seca.

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Precalienta la cafetera y las tazas que vayas a usar con agua caliente y luego descarta el agua.
  2. Añade la cantidad de café deseada en la cafetera.
  3. Vierte el agua a una temperatura de unos 92ºC de manera continua e inicia el tiempo en tu cronómetro. Vierte agua hasta la mita de la jarra.
  4. Después de que el café haya reposado durante un minuto, remuévelo con una cuchara para que la extracción sea del todo homogénea, además de deshacer la capa que se formó al echar el agua.
  5. Vierte el resto del agua deseada o hasta completar la capacidad dejando un espacio para la tapa.
  6. Deja  que el café repose durante 3 minutos más, y a los 4 minutos puedes bajar el filtro de manera lenta y controlada hasta la base de la cafetera.
  7. Tu café está listo para tomar. Sírvelo inmediatamente y no dejes nada en la cafetera para evitar sobreextracciones.

Cómo preparar café en cafetera de émbolo

Utilizar una cafetera de émbolo o prensa francesa es la forma más sencilla para preparar un café en casa. El resultado es un café muy sabroso, denso con buen cuerpo. Para esta cafetera necesitarás moler el café a un punto grueso. Te recomendamos partir de un ratio 1:13 café a agua, lo que significa si usas 455 gramos de agua, necesitarás 35 gramos de café.  Antes de echar el café asegúrate de que la cafetera esté limpia y seca.

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Precalienta la cafetera y las tazas que vayas a usar con agua caliente y luego descarta el agua.
  2. Añade la cantidad de café deseada en la cafetera.
  3. Vierte el agua a una temperatura de unos 92ºC de manera continua e inicia el tiempo en tu cronómetro. Vierte agua hasta la mita de la jarra.
  4. Después de que el café haya reposado durante un minuto, remuévelo con una cuchara para que la extracción sea del todo homogénea, además de deshacer la capa que se formó al echar el agua.
  5. Vierte el resto del agua deseada o hasta completar la capacidad dejando un espacio para la tapa.
  6. Deja  que el café repose durante 3 minutos más, y a los 4 minutos puedes bajar el filtro de manera lenta y controlada hasta la base de la cafetera.
  7. Tu café está listo para tomar. Sírvelo inmediatamente y no dejes nada en la cafetera para evitar sobreextracciones.

Cómo preparar café en cafetera de émbolo

Utilizar una cafetera de émbolo o prensa francesa es la forma más sencilla para preparar un café en casa. El resultado es un café muy sabroso, denso con buen cuerpo. Para esta cafetera necesitarás moler el café a un punto grueso. Te recomendamos partir de un ratio 1:13 café a agua, lo que significa si usas 455 gramos de agua, necesitarás 35 gramos de café.  Antes de echar el café asegúrate de que la cafetera esté limpia y seca.

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Precalienta la cafetera y las tazas que vayas a usar con agua caliente y luego descarta el agua.
  2. Añade la cantidad de café deseada en la cafetera.
  3. Vierte el agua a una temperatura de unos 92ºC de manera continua e inicia el tiempo en tu cronómetro. Vierte agua hasta la mita de la jarra.
  4. Después de que el café haya reposado durante un minuto, remuévelo con una cuchara para que la extracción sea del todo homogénea, además de deshacer la capa que se formó al echar el agua.
  5. Vierte el resto del agua deseada o hasta completar la capacidad dejando un espacio para la tapa.
  6. Deja  que el café repose durante 3 minutos más, y a los 4 minutos puedes bajar el filtro de manera lenta y controlada hasta la base de la cafetera.
  7. Tu café está listo para tomar. Sírvelo inmediatamente y no dejes nada en la cafetera para evitar sobreextracciones.

Cómo preparar café en cafetera de émbolo

Utilizar una cafetera de émbolo o prensa francesa es la forma más sencilla para preparar un café en casa. El resultado es un café muy sabroso, denso con buen cuerpo. Para esta cafetera necesitarás moler el café a un punto grueso. Te recomendamos partir de un ratio 1:13 café a agua, lo que significa si usas 455 gramos de agua, necesitarás 35 gramos de café.  Antes de echar el café asegúrate de que la cafetera esté limpia y seca.

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Precalienta la cafetera y las tazas que vayas a usar con agua caliente y luego descarta el agua.
  2. Añade la cantidad de café deseada en la cafetera.
  3. Vierte el agua a una temperatura de unos 92ºC de manera continua e inicia el tiempo en tu cronómetro. Vierte agua hasta la mita de la jarra.
  4. Después de que el café haya reposado durante un minuto, remuévelo con una cuchara para que la extracción sea del todo homogénea, además de deshacer la capa que se formó al echar el agua.
  5. Vierte el resto del agua deseada o hasta completar la capacidad dejando un espacio para la tapa.
  6. Deja  que el café repose durante 3 minutos más, y a los 4 minutos puedes bajar el filtro de manera lenta y controlada hasta la base de la cafetera.
  7. Tu café está listo para tomar. Sírvelo inmediatamente y no dejes nada en la cafetera para evitar sobreextracciones.

Cesta de la compra

No hay productos en el carrito.

Información importante sobre cookies
Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies. Configurar